UN MINUTO DE RELATO.

Actualizado: nov 3

En estos días extraños que nos ha tocado vivir, nada mejor que dejarse llevar por la escritura. Unos minutos son suficientes para viajar a un lugar que creíamos deshabitado. Esos minutos se convierten en horas, en momentos en los que nada hay alrededor, sólo tus personajes y tú; sólo ese momento en que ellos quieren decir cosas y tú transcribir.

A veces, en esos días, aparecen pequeñas cosas. Esta es una de ellas. Una de esas que sólo necesita un minuto para imaginarla.

Y horas para crearla...

Disfruta de la lectura.


ROJIZA EXCITACIÓN

Llego a casa exhausta, agotada. Demasiado calor para una noche de invierno. Lo único que quiero es arrancarme esta ropa que compré para seducirte. Entro en casa imaginando que me esperarás apoyado en el banco de la cocina con esa libertad y elegancia que te confieren los años.

Te veo. Sonrío.

Dirijo mis pasos a la habitación. Me desnudo lentamente, mientras disfruto del frescor del suelo. El vestido cae por mis piernas rozando la piel. Los tacones acaban en un lugar apartado. Abro el armario.

Me coloco un minúsculo camisón.

Ya pienso en cómo me sentiré cuando te tenga entre mis manos, cuando te saboree en mis labios, cuando note tu amargor en mi lengua, en mi paladar.

Voy a por ti.

Saco el cuchillo y te cojo entre mis manos.

El color rojizo de tu interior se desliza por mi boca. Mi lengua recoge las últimas gotas de tu esencia.




14 vistas
 
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2020 por Rosa Sanmartín. Creada con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now