top of page
  • Roseta

Lugares que se convierten en novela

Parece que fue ayer cuando me preguntaron cómo se me había ocurrido empezar una novela con una cama desnuda. Fría. Áspera. La soledad a la que se enfrenta Angélica tiene una razón de ser y mucho más el espacio que la alberga. Esa cama desierta apareció un día mientras miraba un libro de fotografías. Allí, en medio de una gran cantidad de imágenes apareció. Una cama. Desierta. Blanca. Me pareció un lugar maravilloso en el que ubicar a un personaje, que todavía no imaginaba. Me rondó mucho tiempo esa fotografía hasta que conseguí darle forma.

Y un día, sin saber cómo, apareció Angélica, tumbada en una cama como aquella. Y más adelante un barrio, Notting Hill. Y una casa. Una historia. Después el resto de personajes que acompañan a la protagonista, Philippe, Meredith, Lorenzo y Matthew.

En esa vorágine de sentimientos, Angélica se hace una promesa y con ella… Un brindis por el desamor.

¿Cómo surgen tus historias? ¿Por dónde sueles empezar? ¿Juegas a las imágenes disparadoras antes de comenzar a escribir? Y como lectora, ¿te gusta conocer los entresijos de una novela o prefieres imaginar tu propia historia? Os leo.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page