top of page
  • Foto del escritorRoseta

Documentarse en la novela

Como ya sabéis, estoy escribiendo mi próxima novela, ambientada entre 1936 y 1940; una época compleja y una historia que crece sin que pueda hacer nada por evitarlo. Algo que, aunque lo niegue, disfruto muchísimo. Pero no solo mis personajes crecen, también el momento histórico y la realidad que se cernía sobre nuestro país durante aquellos años. Llevo meses revisando periódicos antiguos y escuchando testimonios con los que poder acercarme a la historia real, pero sin olvidarme de la mía propia, de esa ficcionalización de la realidad que tanto me gusta.

El proceso de documentación para una novela es complejo, costoso y el que más tiempo lleva; pero también puede ser el más interesante. Al menos, yo lo vivo así. Me encanta adentrarme en la prensa de la época, ver qué decían los diferentes periódicos, cómo se diferenciaba la realidad que ellos narraban de lo que estaba ocurriendo en una familia cualquiera.

Es un proceso que, desde siempre, me ha cautivado. La prensa es el mejor lugar para documentarse. Aprendí que es allí donde se esconden las pequeñas historias. No podéis imaginar las horas que pasaba en la Biblioteca Nacional revisando diarios. Entonces escribía mi tesis doctoral. Ahora, una novela. La década que separa una cosa de la otra ha permitido que mucho de ese fondo periodístico esté digitalizado y que no tenga que desplazarme hasta Madrid para consultarlo.

Hoy, y desde hace unos meses, esta es una de mis tareas favoritas; casi tanto como la de escribir la historia de mis personajes.

Por eso os animo a documentaros cuando creéis vuestros textos y a disfrutar de este proceso tan maravilloso.

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Escritos compartidos

Eladio es el sereno del pueblo en el que se desarrolla mi siguiente novela; esa de la que os voy a ir dejando detalles. Como ya imagináis...

Comments


bottom of page